Lleva este nombre por haber sido creado precisamente en la población de Cucunubá – Cundinamarca y se juega principalmente en el antiplano cundiboyacense. Dicho juego se dice proviene de las culturas precolombinas.

Es el único deporte autóctono colombiano, creado en Boyacá, este deporte es practicado en casi el 90% de la población colombiana.  Esta disciplina deportiva empezó a ser practicada desde hace más de 500 años por los indígenas Muiscas, habitantes de los departamentos de Boyacá y Cundinamarca.